Ubrique


Entre los Parques Naturales de Grazalema y Los Alcornocales, nos encontramos con Ubrique. En él podremos disfrutar paseando por su casco antiguo, declarado Bien de Interés Cultural, categoría Conjunto Histórico.

En este paseo por su término apreciamos el legado que han ido dejado las diferentes civilizaciones que han pasado por él a lo largo de la historia. De la cultura romana encontramos la Calzada y el Yacimiento Romano de Ocuri, con un monumento funerario de tipo columbario del que existen muy pocos paralelos en la Península Ibérica. De la cultura musulmana han perdurado los restos de la Fortaleza de Cardela o Castillo de Fátima (s. XII). Su casco histórico de trazado medieval presenta calles angostas, pintorescos rincones, bellas plazas y fuentes y manantiales que nos regalan el sonido del agua.

Por sus calles encontraremos miradores y lugares de interés como el Convento de Capuchinos (actual Museo de la Piel), San Juan de Letrán, transformado en el Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique, Ermita de San Antonio, o el Peñón de la Becerra.

Ubrique, conocido como la cuna de la piel, por su calidad y buen hacer en el trabajo de la piel. Donde las grandes marcas de moda han volcado su confianza para el diseño y fabricación de bolsos, monederos, etc., y donde en cada casa pervive la tradición del marroquinero o petaquero.