Plaza del Ayuntamiento y Casco Histórico

La Plaza Ubrique CA

Direcciones

Esta plaza, centro del pueblo, tiene una forma casi cuadrangular y engloba varios edificios interesantes: El Ayuntamiento, monumento civil construido a inicios del siglo XIX, del que destaca la Fuente de Carlos III (conocido por los vecinos/as como Fuente de La Plaza), fuente totalmente adosada a la fachada de este edificio que fue construida, con permiso de los Monjes Capuchinos, para traer el agua del nacimiento de Benalfí hasta aquí.

Al otro lado de la Plaza, podemos visitar la Parroquia Nuestra Señora de la O, de 1.773, y en el cual podemos ver, entre otras, la imagen Nuestra Señora de la O, creada por Jerónimo Hernández en 1.575.

Si nos situamos ahora casi en el centro de la Plaza, enfrente de la casa con esos maravillosos azulejos sevillanos, y miramos hacia arriba podemos disfrutar de una de las escenas más fotografiadas de Ubrique: El Reloj del San Antonio, con el año en el que fue traído 1886, y por encima, en lo alto del Tajo, la cruz con el mismo nombre: La Cruz del Tajo.

Esta Cruz, junto con la Cruz del Benalfí y la Cruz de la Viñuela, son las Tres Cruces colocadas por el fraile Buenaventura para proteger al pueblo de desprendimientos; y son respetadas pues dice la leyenda que el día que caiga la última cruz Ubrique quedará enterrado en piedras.



Andando por las calles del casco antiguo nos adentramos en la esencia de Ubrique, calles enrevesadas construidas entorno al San Antonio en la falda del Tajo de Ubrique, y declarado Bien de Interés Cultural, categoría Conjunto Histórico.  Son calles estrechas que dejan ver como sus antepasados fueron adaptando la construcción de las casas a la montaña.

Pasear y disfrutar de las casas blancas y los escondrijos y patios que hay entre ellas, teniendo así la bonita sensación de perderse entre el blanco y la piedra.