Bornos



Situado en la mitad septentrional de la provincia, en un paisaje prácticamente llano, atravesado por el rí­o Guadalete, que forma el embalse de Bornos, cuya cola está declarada Paraje Natural.

El pueblo, incluido dentro de la Ruta de los Pueblos Blancos, se encuentra a la orilla del pantano y ofrece algunos lugares de interés, además del entorno, como el Hospital de la Sangre, el Convento de Corpus Christi y el Castillo y Palacio de la Ribera.

Un poco de Historia

Pocas poblaciones han visto discutir con tanto énfasis y tan distintas corrientes de opinión, el origen de su nombre. Para unos es la antigua Brana citada por Plinio; otros autores la identifican con la Carissa de los turdetanos; para otros, procede de bornes: lí­mites. Otra corriente etimológica atribuye el origen al topónimo Born, región del Sudán, donde se originó la tribu de los Al-barnús (de donde la prenda, albornoz, similar a la que ellos vestí­an) que en el 744 poblaron esta zona. Y, por último, Born, que en lengua teutónica significa fuente.

Esta villa se formó alrededor del Castillo del Fontanar en época musulmana. Durante ese tiempo fueron famosas sus fuentes con propiedades curativas.

En el siglo XIII se datan diversas campañas cristianas contra los pobladores musulmanes, y a comienzos del XIV se la cita como parte de los dominios de la Corona castellana.

Durante el siglo XVII pasa al patrimonio de la Casa de Medinaceli.

 

Fuente: andalucia.org